viernes, 16 de mayo de 2014

Jabón de tomate y Romero



El tomate que todos conocemos y apreciamos mucho en la cocina de par el mundo, hoy se invita en la creación de este jabón.

A saber que el tomate tiene numerosas propiedades en cosmética natural y varios usos. El fruto se emplea en mascarillas para pieles secas y como tónico cuando la piel es normal o/y mixta.  El tomate ayuda a eliminar los puntos negros en el rostro, alivia las lleves quemaduras del sol.
Sus propiedades: es muy rico en vitamina C, A y E, también tiene vitaminas B, PP y K, con un alto contenido en minerales tal como fósforo, calcio, hierro, magnesio, zinc, cobre, manganesio, potasio y sodio, biflavonoides y licopenos.
El tomate es astringente, refrescante y esta recomendado para pieles mixtas y grasas con tendencia a acné al igual que para pieles normales o sensibles.

El romero es indicado para la limpieza en profundidad de la piel. Es un tonificante natural y tiene propiedades antisépticas, anti-inflamatorias y analgésicas. Especialmente recomendado para pieles grasas y acnéicas. Es muy útil en las zonas grasas del cuerpo como la espalda.
En este jabón he utilizado romero seco en polvo que permite obtener un suave exfoliante dejando la piel hidratada y tersa.

Este jabón de tomate y romero en resumen, se puede definir como un limpiador de poros, protector solar suave, antioxidante, nutritivo y anti-inflamatorio, anti-envejecimiento especialmente para pieles semi maduras a maduras.
Su uso es ideal después de realizar ejercicios puesto que calma los dolores musculares.
También después de la exposición al sol.

Nota: Ideal para ella y para el.
No se conoce contra indicaciones.

Composición: aceites de oliva, coco, ricino, sésamo y aguacate, infusión de romero, jugo de tomate bio fresco, cera de abeja virgen extra, caolín, aceites esenciales de romero y árbol de té.
Sobre engrasado con aceites de aguacate y germen de trigo.